Casos Clínicos

New Blogs

  • 02 Jul 2020
    La hiperplasia prostática benigna (HPB), es una enfermedad que afecta a un número considerable de varones después de quinta década de la vida. Aproximadamente el 50% de los hombres a los 50 años, lo padecerán; aumentando la incidencia a un 80% entre la octava y la novena década de la vida.   Aunque la HPB no es sinónimo de presencia de síntomas del tracto urinario inferior (STUI), muchos varones pueden presentar estos síntomas asociados a crecimiento prostático obstructivo.   La HPB histológicamente se caracteriza por la proliferación de los componentes: epitelial y estromal de la zona de transición de la glándula prostática.   Existen múltiples herramientas para diagnosticar en HPB en pacientes con STUI. La primera y más útil es la historia clínica, ésta nos brindará información acerca de la presencia de comorbilidades (que pueden o no estar asociados a STUI, V.gr. DM2), la ingesta diaria de líquidos, la medicación actual del paciente, entre otros detalles. La exploración física nos revelará las características de la glándula prostática mediante el tacto rectal, se podrá constatar la consistencia, estimar el tamaño y describir la presencia y características de nódulos, así como la evaluación integral de la región suprapúbica, genitales externos y valoración neurológica.   Algunas otras herramientas son: la evaluación sintomática con el Índice de Severidad de Síntomas Prostáticos (IPSS) y diario miccional, examen general de orina, la uroflujometría,  antígeno prostático específico y estudio de imagen prostático (USG).   Conclusión. Todo este arsenal de herramientas diagnósticas sirven de apoyo para establecer el diagnóstico diferencial de los síntomas del tracto urinario inferior en el varón mayor de 50 años.   Chughtai B, Forde JC, Thomas DDM, Laor L, Hossack T, Woo HH, et al. Benign prostatic hyperplasia. Nat Rev Dis Primer. 5 de mayo de 2016;2:16031. https://www.nature.com/articles/nrdp201631  
    102 Posted by medchannel
  • La hiperplasia prostática benigna (HPB), es una enfermedad que afecta a un número considerable de varones después de quinta década de la vida. Aproximadamente el 50% de los hombres a los 50 años, lo padecerán; aumentando la incidencia a un 80% entre la octava y la novena década de la vida.   Aunque la HPB no es sinónimo de presencia de síntomas del tracto urinario inferior (STUI), muchos varones pueden presentar estos síntomas asociados a crecimiento prostático obstructivo.   La HPB histológicamente se caracteriza por la proliferación de los componentes: epitelial y estromal de la zona de transición de la glándula prostática.   Existen múltiples herramientas para diagnosticar en HPB en pacientes con STUI. La primera y más útil es la historia clínica, ésta nos brindará información acerca de la presencia de comorbilidades (que pueden o no estar asociados a STUI, V.gr. DM2), la ingesta diaria de líquidos, la medicación actual del paciente, entre otros detalles. La exploración física nos revelará las características de la glándula prostática mediante el tacto rectal, se podrá constatar la consistencia, estimar el tamaño y describir la presencia y características de nódulos, así como la evaluación integral de la región suprapúbica, genitales externos y valoración neurológica.   Algunas otras herramientas son: la evaluación sintomática con el Índice de Severidad de Síntomas Prostáticos (IPSS) y diario miccional, examen general de orina, la uroflujometría,  antígeno prostático específico y estudio de imagen prostático (USG).   Conclusión. Todo este arsenal de herramientas diagnósticas sirven de apoyo para establecer el diagnóstico diferencial de los síntomas del tracto urinario inferior en el varón mayor de 50 años.   Chughtai B, Forde JC, Thomas DDM, Laor L, Hossack T, Woo HH, et al. Benign prostatic hyperplasia. Nat Rev Dis Primer. 5 de mayo de 2016;2:16031. https://www.nature.com/articles/nrdp201631  
    Jul 02, 2020 102
  • 30 Jun 2020
    ¿Qué es?   El electrocardiograma es una prueba que registra la actividad eléctrica del corazón. Cada latido produce una actividad eléctrica y con un electrocardiógrafo podemos ver cómo es esa actividad y si hay alteraciones del ritmo cardiaco.    No se trata de un estudio sencillo de interpretar, los cardiólogos están muy familiarizados con este estudio, pero tal vez un estudiante de medicina tenga curiosidad por saber más sobre su interpretación, por ello son importantes algunos consejos.   ¿Para qué sirve?   Puede detectar un infarto que haya tenido un paciente, bloqueos, arritmias o una serie de trastornos que son de utilidad para el manejo del paciente. La actividad eléctrica se explora desde la superficie del cuerpo y se representa en un papel con trazos gráficos. Estos trazos simbolizan los estímulos eléctricos de las aurículas y los ventrículos. ¿Cómo funciona?   Como todas las demás exploraciones complementarias en Medicina, el electrocardiograma requiere una lectura sistemática para detectar la existencia de una o varias anomalías. La simple visualización de lo que resulte más evidente o llamativa nos puede hacer perder otras alteraciones quizás más importantes. Por tanto, sigamos un orden.   El electrocardiograma es una exploración complementaria más y como tal debe interpretarse en el contexto clínico del paciente. Un electrocardiograma normal no descarta que el paciente tenga una patología cardíaca. Muchos infartos agudos de miocardio cursan sin alteraciones electrocardiográficas.   ¿Cuáles son los factores de riesgo?   Saber interpretar un electrocardiograma no sólo requiere de una guía a manera de receta de cocina, la experiencia dará al médico habilidades que le permitirán tener más certeza en un diagnóstico apoyado de un electrocardiograma.   Por favor comparta con sus colegas su experiencia y tips sobre el uso de esta herramienta.  
    203 Posted by medchannel
  • ¿Qué es?   El electrocardiograma es una prueba que registra la actividad eléctrica del corazón. Cada latido produce una actividad eléctrica y con un electrocardiógrafo podemos ver cómo es esa actividad y si hay alteraciones del ritmo cardiaco.    No se trata de un estudio sencillo de interpretar, los cardiólogos están muy familiarizados con este estudio, pero tal vez un estudiante de medicina tenga curiosidad por saber más sobre su interpretación, por ello son importantes algunos consejos.   ¿Para qué sirve?   Puede detectar un infarto que haya tenido un paciente, bloqueos, arritmias o una serie de trastornos que son de utilidad para el manejo del paciente. La actividad eléctrica se explora desde la superficie del cuerpo y se representa en un papel con trazos gráficos. Estos trazos simbolizan los estímulos eléctricos de las aurículas y los ventrículos. ¿Cómo funciona?   Como todas las demás exploraciones complementarias en Medicina, el electrocardiograma requiere una lectura sistemática para detectar la existencia de una o varias anomalías. La simple visualización de lo que resulte más evidente o llamativa nos puede hacer perder otras alteraciones quizás más importantes. Por tanto, sigamos un orden.   El electrocardiograma es una exploración complementaria más y como tal debe interpretarse en el contexto clínico del paciente. Un electrocardiograma normal no descarta que el paciente tenga una patología cardíaca. Muchos infartos agudos de miocardio cursan sin alteraciones electrocardiográficas.   ¿Cuáles son los factores de riesgo?   Saber interpretar un electrocardiograma no sólo requiere de una guía a manera de receta de cocina, la experiencia dará al médico habilidades que le permitirán tener más certeza en un diagnóstico apoyado de un electrocardiograma.   Por favor comparta con sus colegas su experiencia y tips sobre el uso de esta herramienta.  
    Jun 30, 2020 203
  • 30 Jun 2020
    Las suturas son tan antiguas como lo es la práctica de la enfermería, su evolución histórica ha atravesado por varios hallazgos. En Egipto en el año 1500 AC los materiales utilizados eran grasa, miel y carne fresca para suturar, posteriormente en los años 900 AV en Arabia se tiene registro de los primeros usos de la utilización de cuerdas de intestino de vaca para el cierre de heridas abdominales.   La evolución de las técnicas tuvieron importantes cambios en la India en los años 600 Sc cuando se introdujeron materiales como el algodón, cuero, crin de caballo y tendones. Posteriormente en la edad media fueron utilizados hilos elaborados de intestinos de animales y la seda. Materiales como las poliamidas, poliéster, ácido poliglicolico y prolene surgieron hasta la primera guerra mundial.   Cualquiera que sea su material, su finalidad ha sido la misma, favorecer la cicatrización de una herida.   La evolución de las suturas ha llegado a tal punto de refinamiento que existen suturas específicamente diseñadas para cada tipo de región anatómica. Usando en cada momento el material apropiado, facilitara la técnica de sutura, disminuirá la tasa de infección y proporcionara mejores resultados y menos molestias al paciente.   Hay múltiples formas de clasificar los hilos de sutura. Nosotros vamos a empezar esta clasificación atendiendo al tiempo de permanencia en el organismo, haciendo una clasificación general, y llamándolas Reabsorbibles y No Reabsorbibles.   Hay varios materiales y tipos utilizados en la actualidad.    Por otro lado las agujas actúan como guía del hilo a través del tejido. Son de acero inoxidable. Constan de tres partes: Punta, mandrin y cuerpo.   La elección de la aguja debe realizarse de acuerdo al tejido que se va a suturar, piel, tejido celular subcutáneo, aponeurosis, músculos, vasos o nervios.   Para la utilización los bordes de la herida que se van a suturar, deben visualizarse perfectamente y estar limpios y secos. Se toman los bordes del tejido, primero uno y después el otro, presentándolos a la aguja para el cosido. Una vez atravesados los tejidos con la aguja, ésta debe extraerse siguiendo la dirección de la punta. El nudo no se hará directamente sobre la herida, evitando que se interponga entre los bordes.   Hay cosas que en ocasiones damos por hecho o nuestra práctica nos lleva a requerir el recordar este tipo de ejercicios con suturas y agujas.   Por favor comparta con sus colegas consejos útiles o experiencias de su práctica clínica.  
    226 Posted by medchannel
  • Las suturas son tan antiguas como lo es la práctica de la enfermería, su evolución histórica ha atravesado por varios hallazgos. En Egipto en el año 1500 AC los materiales utilizados eran grasa, miel y carne fresca para suturar, posteriormente en los años 900 AV en Arabia se tiene registro de los primeros usos de la utilización de cuerdas de intestino de vaca para el cierre de heridas abdominales.   La evolución de las técnicas tuvieron importantes cambios en la India en los años 600 Sc cuando se introdujeron materiales como el algodón, cuero, crin de caballo y tendones. Posteriormente en la edad media fueron utilizados hilos elaborados de intestinos de animales y la seda. Materiales como las poliamidas, poliéster, ácido poliglicolico y prolene surgieron hasta la primera guerra mundial.   Cualquiera que sea su material, su finalidad ha sido la misma, favorecer la cicatrización de una herida.   La evolución de las suturas ha llegado a tal punto de refinamiento que existen suturas específicamente diseñadas para cada tipo de región anatómica. Usando en cada momento el material apropiado, facilitara la técnica de sutura, disminuirá la tasa de infección y proporcionara mejores resultados y menos molestias al paciente.   Hay múltiples formas de clasificar los hilos de sutura. Nosotros vamos a empezar esta clasificación atendiendo al tiempo de permanencia en el organismo, haciendo una clasificación general, y llamándolas Reabsorbibles y No Reabsorbibles.   Hay varios materiales y tipos utilizados en la actualidad.    Por otro lado las agujas actúan como guía del hilo a través del tejido. Son de acero inoxidable. Constan de tres partes: Punta, mandrin y cuerpo.   La elección de la aguja debe realizarse de acuerdo al tejido que se va a suturar, piel, tejido celular subcutáneo, aponeurosis, músculos, vasos o nervios.   Para la utilización los bordes de la herida que se van a suturar, deben visualizarse perfectamente y estar limpios y secos. Se toman los bordes del tejido, primero uno y después el otro, presentándolos a la aguja para el cosido. Una vez atravesados los tejidos con la aguja, ésta debe extraerse siguiendo la dirección de la punta. El nudo no se hará directamente sobre la herida, evitando que se interponga entre los bordes.   Hay cosas que en ocasiones damos por hecho o nuestra práctica nos lleva a requerir el recordar este tipo de ejercicios con suturas y agujas.   Por favor comparta con sus colegas consejos útiles o experiencias de su práctica clínica.  
    Jun 30, 2020 226

What's New

  • Claudia Ballejos Ballesteros
    Claudia Ballejos Ballesteros has just signed up. Say hello!
  • Aranza Carolina  Huesca  Salinas
    Aranza Carolina Huesca Salinas has just signed up. Say hello!
  • Limber Albin Anaya Calle
    Limber Albin Anaya Calle has just signed up. Say hello!
  • Sandra Guzmán Silahua
    Sandra Guzmán Silahua has just signed up. Say hello!
  • José  eduardo González  Miranda
    José eduardo González Miranda has just signed up. Say hello!
  • Karen Cruz Vidal
    Karen Cruz Vidal has just signed up. Say hello!
  • SERGIO CIRIA VILLAR
    SERGIO CIRIA VILLAR has just signed up. Say hello!
  • Nely Elizabeth Martínez Azuara
    Nely Elizabeth Martínez Azuara has just signed up. Say hello!
  • Jocelyn Rubí Alcántara Avalos
    Jocelyn Rubí Alcántara Avalos has just signed up. Say hello!
  • Alfredo  Hernández  Gutierrez
    Alfredo Hernández Gutierrez has just signed up. Say hello!
  • Julio Cesar  Garcia  Mejia
    Julio Cesar Garcia Mejia has just signed up. Say hello!
  • Rocío Flores Hernández
    Rocío Flores Hernández has just signed up. Say hello!
  • Grecia Arcaraz Oliva
    Grecia Arcaraz Oliva has just signed up. Say hello!
  • Selene Aracely  Garcia Martinez
    Selene Aracely Garcia Martinez has just signed up. Say hello!
  • Erika Naill Castillo Contreras
    Erika Naill Castillo Contreras has just signed up. Say hello!