Members: 0 member(s)

Shares ?

0

Clicks ?

0

Viral Lift ?

0%

Medicina General 501 views May 12, 2021
Las mujeres tienen mayor riesgo de depresión después de un ACV

¿Qué es?

 

Investigadores de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) aseguran que durante los tres primeros meses de sufrir un accidente cerebrovascular o ictus el riesgo de depresión es ocho veces mayor que el de la población general, de ahí la necesidad de identificar los factores que favorecen su aparición.

 

¿Qué otros estudios han abordado esta problemática?

 

En un estudio de 2016 sobre los factores que influyen en la depresión tras un ACV, se observó que el optimismo y la autoestima del cuidador pueden ayudar a combatir la depresión del paciente.

 

En el estudio, que se presentó en el congreso anual de la International Stroke Conference, se realizó un seguimiento de 112 supervivientes con depresión y sus parejas durante dos meses. La diferencia con respecto a estudios anteriores es que, en este, se observó al superviviente y a su cuidador como un equipo, no de forma individual.

 

¿Qué consejos ayudan al cuidador y paciente a afrontar la recuperación?

 

1. Es importante que el cuidador también se cuide. Los cuidadores tienden a dedicarse plenamente a su tarea, lo que tiene como consecuencia que a menudo descuiden su propia salud.

 

2. Tomar descansos. Para un cuidador, puede ser difícil darse un respiro, pero, a largo plazo, es positivo para ambas partes que lo haga.

 

3. Ayudar al paciente a identificar lo que esta bajo su control. Después de un ACV, es fácil centrarse en la pérdida. Un método útil para reducir la depresión es centrarse en lo que sigue bajo el control del paciente. Es importante hacer hincapié en que aún hay muchos aspectos de la vida cotidiana que siguen estando bajo su responsabilidad.

 

4. Reconocer la pérdida. Si bien centrarnos en lo positivo es útil, también es importante reconocer y aceptar lo que se ha perdido. Atravesar un período de duelo y sentir emociones negativas es una parte normal de la recuperación, tanto para el paciente como para el cuidador.

 

5. No abandonar la vida social. El aislamiento puede contribuir mucho a desencadenar depresión, es importante que el paciente y su cuidador permanezcan activos.

 

Por favor comparta con sus colegas sus experiencias que ha tenido con estos temas y cómo ha encaminado su abordaje.