Members: 0 member(s)

Shares ?

0

Clicks ?

0

Viral Lift ?

0%

Medicina General 300 views May 12, 2021
La soledad relacionada con más probabilidades de Alzheimer

¿Cuál es el problema?

 

Las personas de mediana edad que se sienten solas de forma persistente parecen tener casi el doble de riesgo de desarrollar demencia o enfermedad de Alzheimer, sin embargo cambiar el estilo de vida puede revertir esta situación.

 

¿Qué estudios hay al respecto?

 

El riesgo de demencia aumentó un 91% en aquellos que informaron sentimientos de soledad que persistieron en dos exámenes de salud separados tomados con algunos años de diferencia en la mediana edad (de 45 a 64 años), según los hallazgos publicados el 24 de marzo en la revista Alzheimer’s & Dementia.

 

Pero si las personas se sentían solas en el primer examen pero no durante el siguiente, su riesgo de demencia disminuyó en un 66%, halló el estudio.

 

Podría ser que las personas que pueden recuperarse de la soledad sean más resilientes psicológicamente y puedan responder mejor a los cambios cerebrales relacionados con la edad.

 

¿La soledad tiene que ver con vivir solo?

 

La viudez o vivir solo no parecen estar directamente asociados con el riesgo de Alzheimer. Eso indica que la soledad podría ser un estado mental en lugar de algo impuesto a una persona por sus circunstancias.



¿Cómo podría afectar a largo plazo el aislamiento derivado de la pandemia?

 

Si las personas de mediana edad y las personas mayores superan los sentimientos de soledad y aislamiento social experimentados durante la pandemia de COVID-19, la salud de su cerebro no sufrirá efectos duraderos.

 

Tras tener en cuenta los efectos de la edad, el sexo, la educación, las relaciones sociales, el hecho de vivir solo, la salud física y el riesgo genético, la soledad persistente se asoció a un mayor riesgo, mientras que la soledad transitoria se vinculó a un menor riesgo de demencia y de aparición de la Alzheimer después de 18 años, en comparación con la ausencia de soledad.

 

Por favor comparta con sus colegas los problemas de apego a tratamiento que ha tenido con sus pacientes con enfermedades metabólicas en la pandemia.