Inicio
Eventos
Cursos
Blogs
Webinars
Menú
19 de junio de 2023 Publicado por MedChannel 1,079

Envejecer con resiliencia: Conociendo el síndrome de fragilidad en el adulto mayor

En junio se celebra el día mundial de la toma de conciencia del abuso y maltrato en la vejez, entre 2019 y 2030 se prevé que el número de personas de 60 años o más aumente en un 38%, superando en número a la juventud a nivel mundial, por lo cual se requiere mayor atención a los desafíos específicos que afectan a las personas mayores. Desde una perspectiva sanitaria y social, si los sectores de atención primaria de salud y los servicios sociales no están bien preparados para detectar y resolver el problema, el maltrato de los ancianos seguirá estando semi oculto.

Por lo anterior, es importante abordar temas geriátricos, en este blog hablaremos acerca del síndrome de fragilidad, con información precisa, actual y efectiva para identificar esta entidad y establecer un diagnóstico y tratamiento oportuno.


¿Qué es el síndrome de fragilidad?
Se han propuesto múltiples definiciones, pero se ha aceptado que es un término que cuenta con deterioro multi-sistémico y vulnerabilidad, donde de acuerdo al último consenso se menciona que es un síndrome medico con múltiples causas y factores que contribuyen a su desarrollo, incluye un fenotipo físico con alteraciones en fuerza de presión y velocidad en marcha, pérdida de peso, ausencia de energía y poca actividad física, el cual aumenta de 3 a 5 veces más riesgo de muerte.


Conozca la fisiopatología
Los sistemas más relacionados son el sistema inmunológico, neuroendocrino y musculo esquelético, junto con desregulación hormonal y aumento inflamatorio, todo esto asociado a sarcopenia. A nivel endocrino existe una relación significativa entre niveles bajos de testosterona total y niveles séricos de DHEA, que son significativamente menores en los geriátricos frágiles.


Los factores de riesgo son:

  • 60 años, sexo femenino
  • Nivel socioeconómico bajo
  • Depresión
  • Deterioro cognoscitivo
  • Tabaquismo
  • Hospitalización reciente
  • Polifarmacia
  • Fractura de cadera después de los 55 años, dos o más caídas en el último año, dependencia en al menos una actividad física diaria, IMC menor a 18.5 o mayor a 25, uso de terapia de reemplazo hormonal.


Diagnóstico
La fragilidad supone una pérdida excesiva de masa magra corporal, el cual es resultado de la interacción de múltiples factores como: genética, procesos de envejecimiento, enfermedades, medio ambiente, estilo de vida y estado de nutrición.

Algunas de las herramientas que se utilizan para identificar un desempeño físico leve en el anciano con fragilidad son: la fuerza de presión manual isométrica, batería breve de rendimiento físico, velocidad de marcha y prueba cronometrada de levantarse y andar (up&go). El método usual es la evaluación geriátrica integral, dentro de los instrumentos utilizados están la escala FRAIL.


Cuestionario FRAIL para la detección de fragilidad en el adulto mayor, respuesta afirmativa en 1 a 2 = pre frágil 3 o más = frágil

  • ¿Está usted cansado?
  • ¿Es incapaz de subir un piso de escaleras?
  • ¿Es incapaz de caminar una manzana?
  • ¿Tiene más de cinco enfermedades?
  • ¿Ha perdido más de 5% de su peso en los últimos 6 meses?


El fenotipo descrito por Linda Fried menciona 5 indicadores de modelo de fragilidad (= 3 criterios)

  • Disminución de la fuerza
  • Disminución de la velocidad de la marcha
  • Disminución de peso (5kg) al menos 5% independiente si fue intencional o no en los últimos 3 años
  • Disminución de la energía
  • Disminución de la actividad física


Biomarcadores
Los mayormente asociados son el Dimero D y el factor activador de plasminógeno tisular (t-PA), así como altos niveles de IL6, proteína C reactiva y FNT-a. La deficiencia de vitamina B12, niveles bajos de vitamina D y testosterona total, pueden contribuir con este síndrome.


Tratamiento multidisciplinario
Control de comorbilidades, ejercicio físico 150 min por semana o 3 veces a la semana (resistencia, aeróbico, equilibrio, marcha, coordinación), nutrición (suplementación proteico calórica), terapia ocupacional, complementos nutricionales orales como vitamina D si esta es menor de 30mg/ml, ya que el uso de vitamina D mayores a 400 UI por día reduce el riesgo de fractura no vertebral, corrección de déficits sensoriales como visión y audición, inmunizaciones, tratamiento para depresión en caso de y adecuación del patrón de consumo de fármacos.

Blogs recomendados
13 de febrero de 2023

Receta Cannabis medicinal de manera legal

Una nueva alternativa para diversos tratamientos de manera legal y segura

24 de julio de 2023

El impacto de la enfermedad del hígado graso asociada a la disfunción metabólica en la salud

La obesidad se encuentra asociada al daño en múltiples órganos y sistemas, entre ellos el hígado.