Inicio
Eventos
Cursos
Blogs
Webinars
Menú
16 de enero de 2024 Publicado por MedChannel 2,667

Desnutrición: Un problema muy frecuente en las personas mayores

La población mundial está envejeciendo. Cada vez son más las personas mayores de 60 años, y la proporción que conforma este grupo etario entre la población general no deja de aumentar. La Organización Mundial de la Salud (OMS), prevé que, en el año 2030, 1 de cada 6 personas en el mundo se encontrará en esta franja de edad y, en 2050 la población con más de 60 años o más se habrá duplicado.1


El envejecimiento se define como el conjunto de modificaciones fisiológicas y morfológicas que aparecen como consecuencia del paso del tiempo y provocan una disminución en la adaptación de la persona al entorno. Se relaciona con mayores daños orgánicos y celulares o un mayor estrés oxidativo. Es un proceso en el que se producen múltiples cambios psicológicos, sociales, biológicos y fisiológicos. Este proceso es individual, irregular, constante e irreversible.2


En la población geriátrica el deterioro del estado nutricional o desnutrición es uno de los grandes síndromes geriátricos que se presentan, es un proceso patológico que trae consigo consecuencias muy negativas para la salud y la calidad de vida. Este síndrome produce alteraciones del estado inmunitario, empeoramiento de procesos infecciosos y complicaciones de las diferentes patologías. Lo anterior conlleva a que las personas mayores estén expuestas a deterioro de su capacidad funcional, hospitalizaciones (con aumento en el uso de los recursos sanitarios), y finalmente aumento de la mortalidad.1,3


La desnutrición es de una condición clínica en la que se produce un desequilibrio entre la ingesta/aprovechamiento de nutrientes y los requerimientos nutricionales (principalmente de energía y proteína), manifestándose con pérdida de peso, un índice de masa corporal (IMC) reducido, y una masa y función muscular disminuidas.1


Entre los cambios que se producen en el proceso de envejecimiento que inciden en la alimentación y en el estado nutricional de la persona mayor se encuentran:2, 3

  • Factores físicos: que comprenden problemas de masticación, salivación y deglución, discapacidad, déficit mental, deterioro sensorial e hipofunción digestiva.
  • Factores fisiológicos: como disminución del metabolismo basal, trastornos del metabolismo de carbohidratos de absorción rápida, cambios en la composición corporal, interacción de fármacos – nutrientes y la declinación de los requerimientos energéticos con el paso de los años.
  • Factores alimenticios: en general la dieta de las personas mayores es restringida en frutas, verduras y otros alimentos frescos, por esta razón es necesario que tengan suplementos vitamínicos y minerales, ya que pueden mejorar la inmunidad y disminuir las infecciones en la persona mayor.
  • Factores psicosociales: entre estos, sobresalen la pobreza, la limitación de recursos, hábitos alimentarios inadecuados, estilo de vida, soledad y depresión.
  • Factores ambientales: en el caso de las personas mayores que conviven con sus familias no suelen presentar desnutrición, pero si riesgo de malnutrición. Detectar problemas nutricionales en este grupo es complejo ya que, muchos de ellos no asisten a sus citas médicas, por lo que van aumentando los factores asociados a los problemas nutricionales.


En las personas mayores en riesgo de desnutrición o con una desnutrición establecida, en quienes el consumo habitual de alimentos no es suficiente, se puede valorar la introducción de suplementos nutricionales orales para aumentar el aporte calórico, proteico y de otros nutrientes. Estas fórmulas comerciales son una medida de soporte eficaz en el abordaje de la desnutrición ya que ayudan a cubrir las necesidades nutricionales, maximizar la ingesta de alimentos y, por lo tanto, mejorar la calidad de vida de estos pacientes. Lo anterior se logra gracias a que sus formulaciones son hiperproteicas e hipercalóricas en volúmenes pequeños y de sabor agradable lo que facilita que las personas mayores los puedan ingerir sin sentirse saciadas.1


Sanulac (División de Nutricionales de Grupo Lactalis) lanzó durante 2022 DELICALPRO un suplemento hipercalórico e hiperproteico especialmente diseñado para pacientes adultos mayores malnutridos a causa de diferentes patologías o cambios fisiológicos propios de la vejez y que no pueden ingerir un alto volumen de alimento por la saciedad temprana, muy común en este tipo de pacientes.


Este suplemento de origen francés, número 1 en ventas en este país europeo, cuenta con 20 gramos de proteína, 400 calorías y un excelente sabor, en una presentación de tan solo 200 mL que ayuda a estos pacientes a recuperar peso, fuerza y energía, permitiéndoles sonreír de nuevo.


¡Encuéntralo YA en Farmacias San Pablo!

Referencias

  1. Abizanda J, Hortas E, Paré A, et al. Desnutrición en el adulto mayor: cómo abordarla desde la farmacia comunitaria. El farmacéutico. 2022; 610: 26-35
  2. Salgado I, Herrera L, Sallago M, et al. Asociación entre desnutrición y anciano. SANUM. 2022; 6(1): 42-51.
  3. Tafur J, Guerra M, CarbonellA, et al. Factores que afectan el estado nutricional del adulto mayor. Revista Latinoamericana de Hipertensión. 2018; 13(5): 360-68.

Blogs recomendados
13 de febrero de 2023

Receta Cannabis medicinal de manera legal

Una nueva alternativa para diversos tratamientos de manera legal y segura

24 de julio de 2023

El impacto de la enfermedad del hígado graso asociada a la disfunción metabólica en la salud

La obesidad se encuentra asociada al daño en múltiples órganos y sistemas, entre ellos el hígado.