Miembros : 0 miembro(s)

Compartidos ?

0

Clics ?

0

Ascendencia ?

0%

Otros Blogs

  • 13 Apr 2018
    Estudios recientes han demostrado que las mujeres que padecen anemia tienen el doble de posibilidades de fallecer durante el embarazo o durante la semana posterior al parto, esto en comparación con las mujeres sin este padecimiento. Esto sugiere que la prevención de la anemia y su tratamiento debe ser prioridad en la salud pública. La anemia afecta a cerca de 32 millones de mujeres embarazadas en el mundo, se estima que esta cifra alcanza a la mitad de la población de embarazadas en los países subdesarrollados y en vías de desarrollo. Aunque es una condición fácilmente tratable, los métodos existentes hasta la fecha no han sido capaces de afrontar el problema. Según los expertos, el abordaje debería ser multidisciplinario, con una visión de prevención y no pensar solo en el tratamiento mediante suplementos de hierro. Los investigadores Javier Zamora y Borja Manuel Fernández, de la Unidad de Bioestadística Clínica del Hospital Ramón y Cajal (IRYCIS) y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), han participado en un estudio internacional dirigido por la Universidad Queen Mary de Londres que analiza el riesgo de mortalidad materna en mujeres embarazadas asociado con la anemia grave. El estudio recogió datos de 321,281 mujeres embarazadas en 29 países de América Latina, África, Pacífico occidental, Mediterráneo oriental y sudeste asiático. De estas mujeres, 4,189 tenían anemia grave (hemoglobina menor de 7 g/dL.) y fueron emparejadas con 8,218 mujeres sin anemia grave. Estudios previos habían sugerido que la anemia estaba fuertemente asociada con la mortalidad, pero esto podría ser debido a otras razones clínicas, y no directamente a la anemia. Este estudio es el primero que considera los factores que influyen en el desarrollo de anemia en el embarazo, como la pérdida de sangre o infección de malaria. Esto podría haber sesgado los resultados de estudios previos. El estudio tiene limitaciones incluyendo su naturaleza observacional, lo que significa que la relación causal directa entre la anemia grave y la mortalidad materna no puede ser probada, debido a que otros factores podrían entrar en juego. Pero el tratamiento y prevención de anemia son un deber que ayudará a la prevención de complicaciones en este grupo de la población.   FUENTES:   http://www.thelancet.com/journals/langlo/article/PIIS2214-109X(18)30078-0/fulltext   http://www.agenciasinc.es/Noticias/El-riesgo-de-mortalidad-materna-se-duplica-en-embarazadas-con-anemia
    145 Publicado por Ginecología Mentor
Ginecología y Obstetricia 130 vistas May 28, 2018
Información y empoderamiento contra embarazo adolescente

La adecuada comunicación con la población adolescente, brindando información confiable es la piedra angular para prevenir el embarazo adolescente, un problema que no solo implica riesgos en la salud de la mujer sino un problema social complejo.

 

El empoderamiento de los jóvenes hace referencia a que conozcan las implicaciones reales que llevan tomar decisiones sobre su cuerpo, que sientan y sepan que son dueños de sus decisiones y responsables de lo que les pueda pasar. Existen muchos prejuicios sociales que alejan la información adecuada y es fundamental terminar con ello.

 

¿A quién es necesario educar?

 

La información no solo debe ser dirigida hacia los adolescentes, también es importante brindar información a los adultos con los que interactúan y que asuman que las decisiones de los adolescentes no serán basadas en lo que les sea impuesto. Muchos padres o tutores no reconocen o se niegan a aceptar que sus adolescentes tienen una vida sexual, inquietudes y deseos propios.

 

De nada va a a servir negar el acceso al adolescente de métodos anticonceptivos, o no aceptar la posibilidad de que los jóvenes que se consideran “bien portados” no tienen una vida  sexual activa. La problemática es más compleja de lo que parece, hay una serie de valores morales que impiden introducir mensajes en la sociedad de temas tabú.

 

No se trata de incentivar prácticas irresponsables, sino de empoderamiento a los adolescentes, que tomen consciencia real de lo que implica tener una vida sexual responsable, en muchos casos los jóvenes no conocen de métodos anticonceptivos o no saben como usarlos correctamente, se estima que las adolescentes embarazadas consiguieron llegar a ello dentro de sus primeras cuatro relaciones sexuales.

 

Se estima que el 23 por ciento de las adolescentes en México tienen una vida sexual activa, y de ellas solo el 40 por ciento utiliza métodos anticonceptivos. El acercar la información y brindar atención a los adolescentes es parte de sus derechos de acceso a la salud y a la educación.

 

 

FUENTES:

 

https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/1400772.una-estrategia-contra-el-embarazo-adolescente.html

 

http://www.jornada.unam.mx/2018/03/06/sociedad/034n2soc


Palabras Clave: #medchannel  #salud  #ginecología