Members: 0 member(s)

Shares ?

0

Clicks ?

0

Viral Lift ?

0%

Medicina General 405 views Feb 24, 2021
Salud mental en personal de salud

¿Qué es?

 

La incertidumbre, el estrés que conlleva las dificultades en la atención médica durante un brote epidémico como el de COVID-19, exige una especial atención a las necesidades de apoyo emocional del personal sanitario. Cuidarse a sí mismo y animar a otros a autocuidarse mantiene la capacidad de cuidar a los pacientes.

 

¿Cuál es el efecto en salud mental por el desbordamiento de la demanda asistencial?

 

Mientras muchas personas acuden reclamando atención sanitaria, el personal de salud también enferma o ve a sus personas cercanas enfermar. Máxime en circunstancias como la del COVID-19 en las que los profesionales se contagian y deben

guardar cuarentena o ellos mismos precisan atención médica.

 

¿Qué sucede ante el riesgo de una infección por su labor?

 

El temor rebasa lo indivdual dado que en la mente está el poder llevar la enfermedad a sus familiares, que en muchos casos son personas vulnerables. Incluso el contagio entre compañeros de trabajo es una preocupación que afecta su estado de salud mental.

 

¿Cuál es el dilema ante la ética en tiempos de pandemia?

 

La crisis del COVID-19 está exponiendo al personal de salud a un sufrimiento intenso ante una muerte en aislamiento que tiene a las familias desconsoladas por no poder acompañar y ayudar sus seres queridos. La falta de medios, la sobrecarga y la propia evolución incierta de los pacientes, hacen que en ocasiones el profesional se vea obligado a tomas de decisión complejas, en un breve tiempo, generando intensos dilemas morales y culpa.

 

¿Qué caminos se pueden tomar?

 

Reconocer signos de estrés, pedir ayuda y aprender a pararse para atenderlos es un modo de regulación interna que favorece la estabilidad frente a una situación de estrés mantenido en el tiempo. La competencia profesional y la fortaleza no es

incompatible con sentir: confusión, inquietud, sensación de descontrol, miedo, culpa,

impotencia, tristeza, irritabilidad, insensibilidad, labilidad… Son precisamente las emociones las que nos hacen humanos. Compartir las emociones con alguien que nos transmita seguridad y confianza ayuda a hacerlas más tolerables y poder regularlas. Sin embargo el reconocer cuando esto no es suficiente nos debe abrir la puerta para la visita de un especialista

 

Por favor comparta con sus colegas su punto de vista y experiencia referentes a este tema.