Members: 0 member(s)

Shares ?

0

Clicks ?

0

Viral Lift ?

0%

Medicina General 94 views Nov 23, 2021
Dermatitis seborreica pediátrica

¿Qué es?

La dermatitis seborreica es un eccema frecuente, con dos formas clínicas, la del lactante y la del adulto. La primera es auto limitada a los primeros 3 meses de vida; mientras que, la segunda es crónica y, aunque puede ocurrir en la pubertad, su frecuencia es máxima de la cuarta a la sexta décadas de vida. Esta última afecta más a los hombres que a las mujeres.

 

¿Cuáles son las causas?

La causa no es plenamente conocida, pero existe una relación con: sobreproducción de sebo (seborrea), alteraciones en la composición del mismo y levaduras comensales del género Malassezia (Pityrosporum). En los bebés, el sebo se produce durante algunas semanas después del nacimiento, y la forma adulta de la DS no se desarrolla antes de la pubertad, lo que apoya una función de la activación de las glándulas sebáceas por los andrógenos. Sin embargo, los pacientes con DS pueden tener una producción normal de sebo, y los que tienen una producción excesiva de sebo no suelen tener DS. Malassezia Furfur y otras especies pueden aislarse de las lesiones de DS, incluida la DS del lactante, pero no hay una relación entre el número de levaduras y la gravedad de la DS (la piel no afectada puede tener una carga de microorganismos similar a la de las lesiones).

 

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

La dermatitis suele comenzar una semana después del nacimiento y puede persistir durante varios meses. Al principio, son escamas grasientas, adheridas al vértex y a la fontanela anterior, que pueden extenderse a todo el cuero cabelludo (costra láctea) y a la cara. Las lesiones de las axilas, los pliegues inguinales, el cuello y los pliegues retro auriculares suelen estar más inflamadas, aunque bien delimitadas. Las lesiones pueden sobre infectarse por Cándida y, más raramente, por Estreptococos del grupo A. Puede desarrollarse una erupción diseminada de lesiones eritemato descamativas con aspecto psoriasiforme, después de una DS intensamente inflamatoria o sobre infectada, especialmente en la zona del pañal.

 

¿Qué evidencia hay del tratamiento?

Existe una gran variedad de medicamentos que, solos o combinados, mejoran a la dermatitis seborreica. El tratamiento tópico se apoya en algunos medicamentos considerados inespecíficos (disulfuro de selenio, alquitrán de hulla y succinato de litio) y otros fármacos que han demostrado su especificidad (derivados azolicos, alilaminas, hidroxipiridonas, corticosteroides e inhibidores de la calcineurina).

El uso de medicamentos sistémicos, como antimicóticos y esteroides, está reservado a casos graves o recalcitrantes.

 

  • Sulfuro de selenio: En formulación de champú 2.5%. Se considera un agente queratolítico porque forma puentes de hidrógeno entre los queratinocitos.
  • Alquitrán de hulla: Considerado uno de los agentes queratolíticos por excelencia. Tiene poca aceptación cosmética, pero su eficacia clínica es adecuada.
  • Ácido salicílico: Según el porcentaje de la preparación, actúa como queratoplástico y queratolítico. La respuesta es satisfactoria, pero lenta.
  • Piritionato de cinc: Por su efecto antimicótico, reduce la multiplicación de los queratinocitos.
  • Succinato y gluconato de litio: Útiles por sus efectos antiinflamatorios y antifúngicos. El mercado europeo ofrece presentaciones en aceite y gel.
  • Zileutón: Inhibidor de la lipooxigenasa, impide directamente la síntesis del sebo de una manera transitoria, efecto similar al de isotretinoina oral en dosis bajas.