Members: 1 member(s)

Shares ?

0

Clicks ?

0

Viral Lift ?

0%

Medicina General 289 views Jan 24, 2022
DM gestacional, lo que debe saber

¿Qué es?

La diabetes es la condición patológica que con mayor frecuencia complica el embarazo, con influencia en el futuro de la madre y de su hijo. La mayor parte de estas complicaciones pueden ser reducidas al nivel de la población general mediante una atención sanitaria adecuada.

En la práctica clínica, la coincidencia de diabetes mellitus y embarazo puede suceder en 2 circunstancias bien definidas:

  • Diabetes pre-gestacional. Es aquella diabetes conocida previamente a la gestación actual y puede ser diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 o intolerancia hidrocarbonada.
  • ­Diabetes gestacional. Es aquella que se diagnostica por primera vez en la gestación actual, con independencia de su evolución posparto.

La diabetes gestacional es un padecimiento de la mujer caracterizado por intolerancia a los carbohidratos, que resulta en hiperglucemia de severidad variable, que se inicia y reconoce durante el embarazo.

Se asocia con el incremento de las complicaciones para la madre durante el embarazo y en la vida posterior del feto, neonato, joven y adulto.

La mujer embarazada con esta alteración tiene mayor riesgo de padecer trastornos hipertensivos del embarazo, nacimientos por vía cesárea y morbilidades asociadas con la diabetes.

 

¿Cuáles son las causas?

 

La resistencia a la insulina durante el embarazo permite un aumento de los valores de glucosa y ácidos grasos libres maternos para cubrir las demandas fetales, que a su vez se acompaña de un notable incremento en la función de la célula pancreática de la madre.

Las consecuencias perinatales se relacionan con el momento de inicio de la diabetes, con las concentraciones maternas de glucosa y con la duración, en donde puede haber desde macrosomía fetal, hipoglucemia neonatal, hiperbilirubinemia, incremento de nacimiento por cesárea o parto instrumentado, distocia de hombro, trauma fetal durante el nacimiento y muerte fetal-neonatal. Esta relación entre la hiperglucemia materna, la macrosomía fetal y sus consecuencias metabólicas fue demostrada en el estudio multicéntrico HAPO (Hyperglycemia and Pregnancy Outcome).

 

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Los criterios para el diagnóstico de diabetes gestacional se establecieron por primera vez, hace más de 40 años, cuando se identificaron pacientes con riesgo elevado de diabetes después del embarazo, más que identificar mujeres embarazadas con riesgo elevado de resultados perinatales adversos.

Actualmente, el punto álgido es determinar una prueba diagnóstica que sea costo efectivo y que permita beneficiar a las mujeres embarazadas de un diagnóstico oportuno y tratamiento adecuado. El cribado de diabetes gestacional se basa en la historia clínica, antecedentes familiares y factores de riesgo asociados.

Igual en la búsqueda de factores de riesgo (personales patológicos y familiares) para identificar diabetes gestacional sólo se consigue diagnosticar a la mitad de las pacientes que la padecen.

 

¿Qué evidencia hay del tratamiento?

 La meta de la terapia nutricional es: alcanzar valores normales de glucemia, prevenir la cetosis, que la ganancia de peso sea la adecuada y mantener el bienestar fetal. Por tal razón, se recomienda una ingesta de carbohidratos limitada a 33-40%, con 20% de proteínas y 40% de grasas. Además, el ejercicio físico ha demostrado, en pacientes diabéticos, mejorar la sensibilidad a la insulina en los tejidos, lo que se traduce en mejores índices de glucemia.

La segunda estrategia es la adecuada monitorización glucémica en ayuno y 1-2 hora después de cada comida. El objetivo es alcanzar concentraciones de glucosa en ayuno inferiores a 95 mg/dL y post-prandiales de 140 mg/dL a la hora y 120 mg/dL a las 2 horas; esto reduce el riesgo de macrosomía fetal y de complicaciones asociadas.

La insulina y los hipoglucemiantes orales son la primera línea de tratamiento de pacientes con diabetes gestacional. Ya que la insulina es el patrón de referencia del tratamiento en casos resistentes a las medidas no farmacológicas, con ella se alcanzan las metas de valores adecuados de glucemia.