Members: 0 member(s)

Shares ?

0

Clicks ?

0

Viral Lift ?

0%

Medicina General 117 views May 11, 2022
Colágeno tipo II, efectividad en el tratamiento de la osteoartritis

En México, la prevalencia de osteoartritis se reporta de 2.3% en la población adulta; sin embargo, puede variar entre las regiones del país.

En un reporte de una población rural de la región Sur del país se encontró una prevalencia relativamente mayor de 5.8% y de acuerdo a los reportes estadísticos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la osteoartritis constituye una de los diez principales motivos de consulta en el primer nivel de atención médica y es el trastorno más común del sistema musculo esquelético y la principal causa de discapacidad en los países desarrollados.

Además del envejecimiento y las lesiones articulares, los factores como la obesidad, herencia y el estrés, pueden desencadenar la formación de osteoartritis por inflamación sistémica de bajo grado. Dichos factores provocan una inflamación crónica en las articulaciones, seguida de una disminución del cartílago y del espacio articular.

Cabe mencionar que el aumento de las citocinas proinflamatorias, incluidas la interleucina 1 β (IL-1β), la IL-8 y el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α), activan la vía del factor nuclear kappa B (NF-κB) que promueve el proceso catabólico en la articulación del cartílago, a través de la regulación al alza de las metaloproteinasas de matriz (MMP). 

En la osteoartritis, la escisión proteolítica inicial en el colágeno tipo II, es el principal componente del cartílago articular, provocada por las MMP, que produce preferentemente entre Gly 794 y Leu 795 . Posterior a esto, la forma helicoidal del colágeno tipo II se vuelve más susceptible a la desnaturalización enzimática.  

Los componentes fibrilares desnaturalizados del cartílago son reconocidos como un determinante antigénico por el sistema inmunitario, estos en seguida causan reacciones autoinmunes, que aumentan las citocinas inflamatorias y otros inductores de la osteoartritis, que tienen como efecto aumentar la inflamación de las articulaciones y la alteración del cartílago. Por tanto, esta patología es crónica y progresiva de difícil tratamiento.

 

Actualmente dentro de la línea terapéutica de elección para el tratamiento de la osteoartritis, entre las más utilizadas se encuentran:  Los AINEs, el ácido hialurónico, los corticosteroides, la glucosamina y el sulfato de condroitina, sin embargo, estos agentes no son tan eficaces para disminuir o revertir los síntomas de la enfermedad, por lo cual existen nuevas alternativas de tratamiento para los pacientes.

En un estudio de modelo de osteoartritis en ratas realizado por la universidad Firat (Turquia) se probó la efectividad del colágeno tipo II sin desnaturalizar como alternativa terapéutica, en el cual las ratas Wistar hembra se dividieron en tres grupos:

  • Control de ratas inducidas por yodoacetato monosódico intraarticular (MIA) tratadas con vehículo.
  • Ratas inducidas por MIA tratadas con colágeno tipo II sin desnaturalizar (UC-II 4 mg/kg de peso corporal). 
  • Se indujo osteartritis en ratas mediante inyección intraarticular de MIA (1 mg) previamente tratadas siete días con UC-II.

El resultado dell UC-II redujo la puntuación de Kellgren-Lawrence inducida por MIA y entre los niveles séricos de citocinas inflamatorias se redujeron en los pacientes suplementados con UC-II. 

En el cartílago articular, UC-II inhibió la producción de PGE2 (19,6%) y la expresión de IL-1β, IL-6, TNF-a, COX-2, MCP-1, NF-κB, MMP-3, RANKL. Los niveles de COL-1 y OPG aumentaron y MDA disminuyó en ratas suplementadas con UC-II.

Aunado a esto se han realizados estudios comparativos de las distintas alternativas terapéuticas existentes, como la combinación de glucosamina y condroitina (G+C), el cual arrojo una mejor efectividad en la reducción de síntomas a favor de UC-II encontrando.

De esta manera se comprobo, que lo anterior sería una gran alternativa terapéutica y profiláctica para el tratamiento de la OA.

 

Comparta con sus colegas este blog, ya que es de gran ayuda para la práctica clínica.