Miembros : 0 miembro(s)

Compartidos ?

0

Clics ?

0

Ascendencia ?

0%

Otros Blogs

  • 13 Feb 2018
    El cuidado de las heridas tras una intervención quirúrgica es fundamental para evitar una infección. Al igual que en todo padecimiento, la prevención es lo mejor, pero una vez que la infección está presente es necesario realizar un diagnóstico para el tratamiento inmediato. De acuerdo a la prevalencia y el pronóstico se establecieron las siguientes definiciones de infecciones de heridas quirúrgicas:   Limpia El procedimiento estuvo apegado a una técnica con una correcta asepsia, en este caso el riesgo de infección es mínimo, pero en caso de existir se debe a contaminantes del ambiente en el quirófano o del equipo quirúrgico, y más comúnmente de la colonización en la piel.   Limpia-contaminada Durante el proceso operatorio se trata un órgano o cavidad del cuerpo colonizado, las circunstancias son electivas y controladas, el riesgo de infección sin profilaxis oscila entre el 5 al 15%. Las infecciones más comunes son provocadas por bacterias endógenas del propio paciente.   Contaminada Los patógenos proceden de un sitio contaminado, hay presencia de pus e inflamación, la tasa de infección es de entre el 15 y 30%.   Sucia La cirugía se lleva a cabo en zonas con pus, en heridas traumáticas de más de 4 horas de evolución. No se considera profilaxis, ya que se da por hecho la infección y la opción es el tratamiento antimicrobiano. El riesgo de infección es entre el 20 y 40%.   Se aconseja el uso de antibioterapia profiláctica para distintos casos, la vigilancia y tratamiento de elección dependerá del tipo de intervención realizada y la zona infectada.     FUENTES: http://www.cuidados-intensivos-sedar.es/manual-cuidados-intensivos/manejo-de-las-infecciones-de-la-herida-quirurgica
    612 Publicado por Medicina Interna Mentor
  • 19 Feb 2018
    Hablar de la relación que existe entre la diabetes y la demencia no es algo nuevo, se sabe que existe, pero estudios recientes han demostrado que niveles más altos de la media de hemoglobina glucosilada se traducen en un mayor deterioro cognitivo en 10 años. Lo anterior sugiere que controlar los niveles de azúcar en sangre pueden ayudar a retrasar posibles problemas futuros de demencia en sus pacientes.   Un estudio publicado en la revista European Asociation for the Study of Diabetes, es el primer indicio para demostrar la relación entre demencia y diabetes, se trató de un estudio a 10 años realizado en Londres. Hay algunas evidencias que muestran como posible el vínculo entre diabetes y deterioro cognitivo e indican que la fluctuación glucémica tiene un efecto mayor sobre el deterioro cognitivo que hiperglucemia sostenida. Es posible que sea sobre un efecto a través de la función endotelial y la inducción del estrés oxidativo.   Otras asociaciones se han dado a través de mecanismos directos como inducir la acumulación  de amieloide, y mecanismos indirectos como aumento de la enfermedad micro vascular del sistema nervioso central.mA la conclusión que se llegó es que la prevención de la diabetes si apoya a disminuir las probabilidades de un declive cognitivo a largo plazo, pero es necesario continuar con  investigaciones al respecto para probar la hipótesis.   FUENTES:   https://espanol.medscape.com/verarticulo/5902349   https://www.psyciencia.com/la-relacion-entre-la-diabetes-y-el-deterioro-cognitivo-en-adultos-mayores/
    280 Publicado por Medicina Interna Mentor
Medicina Interna 469 vistas May 17, 2018
Correcta medición de la presión arterial

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica muy común en el consultorio del médico general y del internista, una piedra angular en el abordaje es la medición de los niveles de presión arterial, los resultados serán en gran medida útiles para prescribir un tratamiento y realizar el seguimiento.

 

Mucho se ha insistido sobre el correcto procedimiento para la medición de la presión arterial en el consultorio, pero muchas veces nos olvidamos de extender los consejos a los pacientes para que los tomen en cuenta en sus monitoreos realizados en casa. Por ello a continuación brindamos algunos consejos que debe recordar a sus pacientes y con ello conseguir cifras más precisas.

 

1. Recomiende al paciente tomar su medición en un ambiente de relajación, lo ideal es que mínimo 5 minutos antes evite la realización de actividades. De igual manera indique no realizar actividad alguna durante la medición ni tener un factor de estrés o molestia durante este tiempo.

 

2. El minimizar la actividad mental también es de gran ayuda, su paciente podría atravesar por un momento incómodo o de preocupación y el pensar en ello puede afectar en la toma.

 

3. Evitar el consumo de café o tabaco 30 minutos previos a la toma de la presión.

 

4. No utilizar ropa que apriete el brazo u obstaculice la maniobra del equipo que utilizará.

 

5. Utilizar un mango con el tamaño correcto, el tener un mango muy pequeño o muy grande pueden alterar el resultado, en muchos casos se puede ajustar manualmente, debe colocar el mango a una distancia de dos dedos por encima del pliegue del brazo.

 

6. Asegurar que el mango está a la altura del corazón, para ello recordad y ejemplificar la posición correcta, sentado con la espalda recta y el brazo en un ángulo de 90 grados.

 

7. Ante la sospecha de una mala medición, recordar que puede repetir el procedimiento por dos o hasta tres veces.

 

 

Recuerde que la correcta toma de la presión arterial nos dará las bases para conocer el estado de salud de los pacientes, por ello es de suma importancia que los datos sean correctos tanto en el consultorio como en casa.

 

 

FUENTES:

 

https://masendocrino.com/medir-la-presion-arterial-de-forma-correcta/

 

http://paginas.facmed.unam.mx/deptos/icm/images/cecam/01.p.medicos/TOMA-DE-PRESION-ARTERIAL.pdf