Members: 0 member(s)

Shares ?

0

Clicks ?

0

Viral Lift ?

0%

Medicina Interna 5,023 views Feb 13, 2018
Infección de la herida quirúrgica

El cuidado de las heridas tras una intervención quirúrgica es fundamental para evitar una infección. Al igual que en todo padecimiento, la prevención es lo mejor, pero una vez que la infección está presente es necesario realizar un diagnóstico para el tratamiento inmediato.

De acuerdo a la prevalencia y el pronóstico se establecieron las siguientes definiciones de infecciones de heridas quirúrgicas:

 

Limpia

El procedimiento estuvo apegado a una técnica con una correcta asepsia, en este caso el riesgo de infección es mínimo, pero en caso de existir se debe a contaminantes del ambiente en el quirófano o del equipo quirúrgico, y más comúnmente de la colonización en la piel.

 

Limpia-contaminada

Durante el proceso operatorio se trata un órgano o cavidad del cuerpo colonizado, las circunstancias son electivas y controladas, el riesgo de infección sin profilaxis oscila entre el 5 al 15%. Las infecciones más comunes son provocadas por bacterias endógenas del propio paciente.

 

Contaminada

Los patógenos proceden de un sitio contaminado, hay presencia de pus e inflamación, la tasa de infección es de entre el 15 y 30%.

 

Sucia

La cirugía se lleva a cabo en zonas con pus, en heridas traumáticas de más de 4 horas de evolución. No se considera profilaxis, ya que se da por hecho la infección y la opción es el tratamiento antimicrobiano. El riesgo de infección es entre el 20 y 40%.

 

Se aconseja el uso de antibioterapia profiláctica para distintos casos, la vigilancia y tratamiento de elección dependerá del tipo de intervención realizada y la zona infectada.

 

 

FUENTES:

http://www.cuidados-intensivos-sedar.es/manual-cuidados-intensivos/manejo-de-las-infecciones-de-la-herida-quirurgica